Translate/Traducir

miércoles, 26 de febrero de 2014

¿Quien es el valiente?

Parece mentira. Cada día más y más. Familias, amigos, de a uno, en grupos, parejas, como sea, cuantos sean, cuando sea, dónde sea. Cada vez que publico una nueva entrada, cada vez que abro feisbuc, o que reviso los emails me encuentro con un mensaje, una solicitud o una sugerencia de alguien más que se ya salió o que está por lanzarse de cabeza al abismo sin retorno del viaje o la vida nómada. Por cada minuto que paso frente a la compu me encuentro con un blogger más que comparte su vida-viaje/viaje-vida.
En autos, motos, bicicletas (de bambú), monociclos, a dedo, casa rodante, colectivos.
GUAU! Somos cada vez más, cada año, cada mes, cada semana hay mas y mas que salen a buscar el sabor de la vida en los caminos.

En estos dos años dándole vueltas y tumbos a Sudamérica he conocido cientos de viajeros con más sentido de orientación que de pertenencia a un territorio denominado y delimitado. El nomadismo se multiplica en cada punto cardinal. Éstas "Venas abiertas de América Latinas" nos dan un guiño y nos dejan la puerta abierta para fluir por ella como la sangre que somos. El pueblo latino está en movimiento. Uruguay abre sus fronteras al mercosur. Esos 90 días en el pasaporte cada vez nos importan menos y nos animamos ejercer nuestro derecho a permanecer el tiempo que se nos antoje en nuestra propia tierra. Venimos de todos lados y hacia todos lados vamos. Nuestro espíritu se propaga y se contagia. El significado de la wiphala se desparrama y se va colando por las puertas sin burlete. ¿Seremos una nueva tribu urbana? ¿Un nuevo estrato social? ¿Una nueva etnia? ¿Acaso una nueva comunidad?.
Estamos inundando la web. Somos como cardos de espinas venenosas que ganan terreno en el patio de la casa abandonada, trepan el tapial, entran al patio del vecino, lo pican y lo contagian.
¿Los bloggers pasaremos de moda algún día como los floggers? No creo, llegamos para quedarnos.


- ¿Que somos valientes? ¿Que vos no te animarías? -
A mi nunca me dijeron que estaba loco, que cómo iba a hacer algo así, que pensara en el futuro, que trabajara, que estudiara. No. Al contrario. Me apoyaron, me animaron, me empujaron, sobre todo mi familia y amigos. Siempre me sentí sostenido y envalentonado por el agite de mis seres queridos, creo que hasta me sentí admirado. De ahí que encuentro trillado el discurso de "Me trataron de loco, de boludo o de romántico". Y en eso de andar fui descubriendo que era más fácil de lo que realmente parecía y empecé a preguntarme "¿Quién es el valiente?". ¿Somos los que descubrimos que hay mas peligros en ir en bicicleta, en auto o en bondi al trabajo que haciendo dedo y durmiendo en carpa en el fondo de una estación de servicio en el Mato Grosso brasilero?. ¿Quien es el mas valiente? ¿El que consume a diario exageradas dosis de smog y contaminación sonora o el que vende postales en una playa del caribe? ¿Es mas valiente el que pide un préstamo para comprar un monoambiente y se pone solo la cadena al cuello por 30 años o el que encontró el amor de su vida aquella vez que se dio el lujo de pagar un hostel mugriento en Ipanema?. ¿Es mas valiente el que se resigna a cumplir con los parámetros de ésta World Wide Suicide o el que se va a dormir cada noche sabiendo que mañana habrá un nuevo destino?

Después de desayunar unas Coxinhas con los empleados del taller de la estación de servicio, esperaba que el camión de Lao estuviera listo para seguir viaje hacia Nova Mutum, Mato Grosso, Brasil, el nuevo destino sería el Amazonas.

Sin duda alguna me parece mas valiente aquél que se condena a un mismo trabajo por 30 años, que arremete a empujones todas las mañanas en un subte o un bondi para llegar a tiempo al lugar dónde día a día, junto con todos sus compañeros, colaboran para que sólo uno se haga más rico. 
Ellos son mas valientes. Nosotros solo hemos descubierto que es mas fácil vivir en movimiento, vendiendo fotos, libros, escribiendo, macrameando, malabareando. Hemos interpretado que la creativdad es mas significativa en una buena pulsera, un buen texto o una buena foto que en la ingeniería de una mina a cielo abierto o en el diseño del nuevo Fiat Uno.

Celebro la propaganda de la vida de quienes se animan a demostrar que esto es posible.
Celebro el viaje del que se las rebusca día a día en el contacto con lo marginal sobre el viaje all inclusive.
Celebro la voluntad y capacidad del que recolecta gritos perdidos y los inmortaliza en un libro.
Celebro la convicción de los que viven en movimiento y me apiado del final de los que compran el huevo podrido que viene en los envases del consumismo del tercer milenio.

2 comentarios:

  1. Ah loco! Sos un grande!!!!!!!!!!! Ojala te cruce hermano en alguna ruta y poder compartir esta gran verdad con unos mates, vino, puchos, o agua lo que sea! Aguante la vida y gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  2. voy a ser tu causa perdida, Facundo. Aunque deseo no ser perdida, sino difícil. Me convencés y me subo a una bici.

    ResponderEliminar

Bienvenido a Facundo en el Mundo