Translate/Traducir

domingo, 24 de marzo de 2013

Acá no se habla con desconocidos!

Esa fue la explicación de mis amigos cuando les conté que, mientras caminaba por el centro de Curitiba, me sorprendió un chaparrón ostentoso, y que debido a que yo no tenía ni el más mínimo de los apuros, me quedé esperando que escampara en una esquinita en la que había un techo sobresaliendo que daba refugio de la lluvia. La ventana delante de la cual estaba parado ofrecía un cómodo y panorámico asiento para dos personas que, al contrario del resto, no tenían ganas de correr en vano para no mojarse.

Así que ahí estaba yo, sentado junto a otro brasilero. Después de unos siete u ocho minutos mirando como los que no tenían paraguas corrían y se atropellaban entre los que sí los tenían y no se apuraban ni corrían ni se atropellaban, y que además aparentaba que el diluvio tenía para rato, sentí el impulso de conversar con mi (no tácito) colega de observancia, tanto como para pasar el rato como para practicar mi pobre portugués. Entonces, por caso, dije algo como "Ésta gente siempre tan apurada se vuelve loca por un poco de agua", a lo que en respuesta, mi colega solo consiguió castigarme con una mirada al estilo "Y a vos quién joraca te preguntó" acompañada con un gesto mas parecido a la mostrada de dientes de los perros que a un asentimiento de compromiso que insinuara que "hasta aquí llegó nuestra conversación". Pero yo, siempre perseverante, insistí con un "Voce tem muito que caminhar?" (o algo así) y él, fiel a sus convicciones, me devolvió la misma mirada asesina.
Me pareció percibir que esa mirada enturbiaba el aire y lo dejaba denso como para cortarlo con cuchillo, por lo que acto seguido, el muchacho se puso incomodo, se levantó y se fue.
En fin, creo que por mi acento raro supuso que era un gringo homosexual y se evitó el riesgo de conocer a un desconocido agradable.

No obstante, en casi un mes que llevo acá en Curitiba, todos han sido muy amables. Los amigos de mis amigos tienen toda la buena onda y cada vez que vamos al bar a tomar una cervecita la paso muy bien, me divierto y me cago de risa con los clásicos chistes entre argentinos y brasileros. Cada vez que me subí al bondi equivocado, que pregunté por una dirección o esa clases de cosas, parece que ser extranjero tiene sus pro, les cambia la expresión, y se contentan de hablar con alguien de otro país. Mas allá de ser una ciudad grande (2,5 millones de habitantes), no están muy acostumbrados al trato con turistas, viajantes o extranjeros. Aunque todos coinciden en que esa es la característica de los curitibanos: "No se habla con el que no se conoce"

También voy a mencionar que encuentro en Curitiba la más linda, limpia y ordenada de todas las ciudades grandes que he conocido. Su ya mencionada feria del domingo, una gran cantidad de parques y miradores, una gran oferta cultural. Hay que visitar sí o sí la Torre Panorámica, el Parque Tanguá, el Parque Barigui y el Passeio Público.
Hace ya muchos años que practican el maravilloso hábito del reciclaje. Ahora mismo están apareciendo los primeros transportes públicos que utilizan bío-combustibles. Es muy raro ver a alguien tirando basura en la calle. Una peatonal hermosa. Población muy "Eco-Friendly". Hermosa ciudad para la vista. Muy cuidada arquitectura en los edificios, ninguno pegado al otro, muchos con colores vivos. Pasear por la Avenida República Argentina es un placer. Un sistema de transporte público sumamente efectivo y avanzado, igual que los de ciudades como Quito, Cali, Bogotá, que, aunque todos se quejen y se quejen de lo malos que son, yo siempre les digo que Buenos Aires no puede ni soñar con implementar algo de ese estilo.
Una ciudad modelo, digna de imitación, eso me parece ver en Curitiba y su gente que no habla con desconocidos.

Fotos.

Vista desde la Torre Panorámica

Parque Japonés

Avenida República Argentina

Todo un parque de estilo Japonés, construido en conmemoración del  centenario de la primera migración Japonesa en Brasil

Rua das flores

Antigua Casa de Gobierno de Curitiba

Los murales merecerían un post aparte. 

Rua das flores

Catedral

Los murales merecerían un post aparte

Así como una empanada, hay que comer Coxinha

No me gusta para nada el cautiverio de las aves, pero en Passeio Público hay una cantidad y variedad imperdible de aves amazónicas.

Callesitas de paralelepípedo (adoquines)

Passeio Público

Parque Tanguá

Parque Tanguá

Bondi bi-articulado



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido a Facundo en el Mundo