Translate/Traducir

martes, 18 de septiembre de 2012

A la orden USA!!!!!!!!!!!

La verdad... la verdad es que,  a mi, la verdad, no me duele ni un poquito poquitín. No podría estar más cerca de ser un hipócrita si dijera algo así como que me siento mal de contar la verdad, la verdad es que no, no me siento mal con la verdad, me sienta muy chévere, por que la verdad es la verdad.
La verdad es que ésta verdad, que,  a mi parecer, es la más pura verdad, no me duele, ni mucho menos, pero me desilusiona... mucho, muchito.
Y esta verdad es la verdad sobre Ecuador, éste ¿lindo? país me que tiene como flamante y desapercibido forastero. 
"A la orden" escuchas desde todos los puestos de venta en Colombia y también desde varios en Ecuador, y creo que es la frase correcta, correctisisísimamente utilizable para describir el lugar desde dónde, los ecuatorianos, se paran frente al mundo, o su visión del mundo (EEUU).

De todos los ecuatorianos que conocí, de todas las familias ecuatorianas que conocí, no encontré una sola que no tuviera algún miembro viviendo en (para) Estados Unidos. Acá me enteré que Ecuador es el país ¿latinoamericano? (en proporción) con mas migración hacia el país del norte. Resulta que todos me comentan sobre lo difícil que es obtener una visa para ingresar a Estados Unidos, pero en contraposición, los mismo que me lo comentan, ya vivieron allá, ya fueron de vacaciones, ya trabajaron, ya fueron a visitar a los 4 o 5 familiares que viven por aquellas latitudes.
Pero... para la moto!!! También Ecuador esta plagado de gringos.
¿Cómoooo?? Sí, boludo, en Ecuador vive una gran, grandísima cantidad de ciudadanos norteamericanos, pero claro, grandísima teniendo en cuenta la superficie y cantidad de habitantes de este pedazo de tierra casi casi caribeño.

Así las cosas... ¿Y de que viven los que allá viven? ¿A qué se dedican, en qué trabajan?
¿Y los de allá, esos tantos que vienen para acá? AAAAAAAAAAAHHHHHHHH!!!
Acá viene lo interesante... 

Resulta, mis queridos lectores, que, en mi experiencia (osea, los que yo conocí... no quiero meter a todos los gatos en la misma bolsa) los ecuatorianos que viven allá no realizan trabajos profesionales, ni esos para los que se necesita un título universitario, o abultada experiencia. No trabajan en grandes empresas multinacionales, no son gerentes, no son jefes. Ojo!!!!!!! el trabajo, de cualquier tipo, y lo sostengo a muerte, dignifica... vergüenza es robar! El punto es que realizan trabajos de los más comunes y normales, que tranquilamente podrían realizar en cualquier rincón de su propio país, o de cualquier país vecino, pero, que, sin necesidad de que les den a elegir, ellos ya prefieren a USA de antemano. 

¿La otra cara de la moneda? Sí! ¿que hacen los del norte que vienen para acá?
Pues, claro que no vienen con la intensión de hacer una "diferencia económica".
Se dividen en 2 grandes grupos. Grupo 1: Jubilados. Retirados que vienen en busca de la (barata) "longevidad". Por si no lo saben, como no lo sabía yo, aquí hay una pequeña y linda ciudad dónde, supuestamente, se encuentra el índice de longevidad más elevado de Sudamérica.
Grupo 2: Jóvenes (y no tan jóvenes) voluntarios del Cuerpo de Paz.
A ver, como para no aburrir. Los jubilados, viviendo con mil quinientos dólares mensuales de pensión acá en Ecuador, viven como reyes. También causa que las zonas dónde se asientan se vuelvan más caras para los locales .Si un alquiler vale u$s 200, al gringo se lo ponen a u$s 400 con los ojos cerrados. Eso sucede mucho en la linda ciudad de Cuenca (a la que hoy me debo, que tiene 500.000 hab. aprox.) dónde habitan aproximadamente unos 25mil jubilados Estadounidenses y un puñado de voluntarios.

Cuerpo de Paz, envía personas, con graduación universitaria, a diferentes países subdesarrollados del mundo y les asigna diferentes tipos de tareas, como por ejemplo profesorados de inglés y participación en fundaciones y organizaciones gubernamentales destinadas a la formación y crecimiento de PyMEs.
No estoy en contra de este Cuerpo de Paz, me parece una alternativa excelente para quienes se animan a viajar y a vivir nuevas experiencias.

¿Mi conclusión? Si, mi conclusión. Es una especie de intercambio, mano de obra barata por ingreso de divisas, tanto por lo que gastan los jubilados, como lo que aportan los voluntarios con el pequeñísimo salario que reciben en concepto de alojamiento (viven con familias anfitrionas), alimentación y recreación (turismo)

Pero, no se aburran, hay mucho más.
Cuenca, la ciudad dónde estoy viviendo, puaj... perturbadora e hipócritamente católica. Posee ese asqueroso catolicísmo en el que importa, y mucho, el precio del vestido con el que vas a misa. Tiene ese catolicísmo de la boca para afuera con el que las únicas plegarias que rezan ante el altar es que le otorguen las visas estadounidenses a sus hijos para ir a ¿estudiar? ¿trabajar?
En Cuenca, en las calles mas aglomeradas del centro, los locales comerciales están muy bien adornados con la bandera de barras y estrellas. Todo se vende más fácil si dice "América", "Americano", "USA", "EEUU" o "I LOVE NY". 
De la boca de un cuencano, textualmente: "Decile a un cuencano que vaya a limpiar el patio del Mall (centro comercial)... no, no señor, el cuencano limpia el patio del Mall, pero en Estados Unidos, acá no, acá si que no"

Un aspecto más perturbador de Ecuador. Acá no hay ni una sola gota de petróleo, no hay ni olor a fósil por estas pampas, pero... ¿sabes cuanto cuesta un galón de nafta? ¿No? ¿Querés saber?
Un galón de combustible (equivalente a 3 o 4 litros, no recuerdo, tampoco importa tanto, ponele que sean 4 para no exagerar) cuesta u$s 1,09, o sea 4.80 pesos argentinos aprox. ¿A que no saben de dónde viene ese combustible? ¿De Venezuela? JA! NO!! Viene, como era de suponerse, siiiii... de Estados Unidos!!! Adivinaste!, aplauso, medalla y beso.

Correa, el flamante presidente de Ecuador, yo lo veo como una imitación barata de Robin Hood, los pobres lo adoran, los ricos lo odian... lisa y llanamente así. Es obvio que el combustible esta subvencionado en un 2.589.765 % por el estado, por que claro, a los ecuatorianos les gustan los autos con motores grandes, y también tienen una característica muy similar a Tierra del Fuego, "Deme un poquito de dinero, llevese un 0km bien barato, endeudese por unos cuantos años y termine pagándolo muy caro". Pero eso sí, ni vamos a hablar de subvención para redes de gas en pueblos serranos en los que hace muuuuucho frío.

En definitiva, no es que estoy renegando o detestando que los ecuatorianos vivan en Estados Unidos, ni que los estadounidenses vivan en Ecuador, el mundo es libre, así lo pienso y, de hecho, así lo estoy viviendo yo, hoy en Ecuador y seguro que, dentro de algunos meses, en Estados Unidos.

El punto es que que es triste y decepcionante. Creo que una de las características de los países latino americanos es (¿es?) esa lucha constante por despegarse de la dominación europea y estadounidense, o de los países industrializados. Sabido esto, la mentalidad de los ecuatorianos, orientada a parecerse lo mas posible a USA, en mi humilde opinión, se convierte en algo sumamente contraproducente para un país sudamericano, y quizás, siguiendo esta línea, termine por afectar/contagiar a los países limítrofes.

2 comentarios:

  1. Muy interesante tu post, me gusta la manera en que lo relatas. Yo tb lo percibí de esa manera en Ecuador, sobre todo en Guayaquil. El parametro común de la gente es EEUU en todo. Tanto, que las escuelas privadas (si no lo notaste, prestá atención) tienen nombres como Harvard o Stanford; y no hay conversación en que no se haga referencia alguna al vecino del norte. Ni que hablar del man o la man jajaja esos modismos me dieron mucha risa! Pero no todo el mundo es así, y Ecuador me pareció un país hermoso con mucha diversidad. Creo que de a poco se va a ir cambiando el rumbo.

    ResponderEliminar
  2. Increible como te cambio la vida!! Sigo sin creerlo...que pedazo de relato...me encanto!! UN abazooo! y te estoy siguieeendo!

    ResponderEliminar

Bienvenido a Facundo en el Mundo